Resumen del libro: El monje que vendió su Ferrari, Robin Sharma

FRASES DEL LIBRO
 
La vida, para mí, no es una vela que se apaga. Es más bien una espléndida antorcha que sostengo en mis manos durante un momento, y quiero que arda con la máxima claridad posible antes de entregarla a futuras generaciones. George Bernand Shaw
 
Cuando estés a las puertas de la muerte seguro que no desearás haber pasado más tiempo en la oficina.
 
La verdadera generosidad para con el futuro consiste en entregarlo todo al presente.
 
Todo suceso tiene un porqué y toda adversidad nos enseña una lección. El fracaso, sea personal, profesional o incluso espiritual, es necesario para la expansión de la persona. Nunca lamentes tu pasado. Acéptalo como el maestro que es.
 
La vida consiste en tomar opciones. El destino de cada uno de nosotros depende de las opciones que tomamos.
 
¿Cómo ocuparse de los demás si uno no se ocupa de sí mismo? ¿Cómo hacer el bien si ni siquiera te sientes bien? No puedo amar si no sé amarme a mí mismo.
 
Cuando el alumno está listo, aparecen los maestros.
 
Invertir en ti mismo es lo mejor que puedes hacer. No solo conseguirás mejorar tu vida sino también las de quienes te rodean. Sólo cuando domines el arte de amarte a ti mismo podrás amar de verdad a los demás. Solo abriendo tu corazón podrás llegar al de los demás.
 
 
RESUMEN
 
En el fondo del Método de Sivana había 7 virtudes básicas, 7 principios fundamentales que encarnaban las claves del autodominio, la responsabilidad personal y el esclarecimiento espiritual.
 
Las 7 virtudes para una vida rebosante de paz, alegría y riqueza interiores estaban contenidas en una fábula mística. Luego me dijo que imaginase la siguiente escena:
 
(Estás sentado en un jardín lleno de flores, en la mitad del jardín hay un faro rojo, de pronto, del faro sale un luchador de sumo, con un cable rosa que cubre sus partes. El luchador va caminando por el jardín y encuentra un cronógrafo de oro que alguien olvidó hace muchos años, resbala y se cae, al rato despierta y se da cuenta de que el borde del jardín hay un camino cubierto de diamantes, el luchador se va por ese camino que le lleva por la senda de la alegría perdurable y la felicidad eterna.
 
EL JARDÍN es la mente. Si cuidas tu mente y la cultivas como si fuera un fértil jardín, florecerá más allá de tus expectativas.
 
Fíjate en los residuos tóxicos que la gente mete en su mente: preocupaciones, ansiedad, nostalgia, cálculos sobre el futuro y miedo.
 
La preocupación priva a la mente de gran parte de su poder, y acaba dañando el alma.
 
La gente que piensa lo mismo todos los días, cosas negativas en su mayoría, han caído en malos hábitos mentales. En vez de concentrarse en las cosas buenas y pensar en cómo hacer que todo sea mejor, son cautivos de sus respectivos pasados.
 
No importa lo que te ocurra en la vida, porque tienes la capacidad de elegir tu reacción. Cuando consigas arraigar el hábito de buscar lo positivo en cada circunstancia, tu vida pasará a sus dimensiones superiores.
 
Empieza a amar otra vez la vida y a gozar de sus maravillas. Despierta al poder que tu propia mente tiene para hacer que las cosas sean como quieres. Todo el universo cooperará contigo para que esa vida sea mágica.
 
Cuando te inspira un objetivo importante, un proyecto extraordinario, todos tus pensamientos rompen sus ataduras; tu mente supera los límites, tu conciencia se expande en todas direcciones y tú te ves en un mundo nuevo y maravilloso. Las fuerzas, facultades y talentos ocultos cobran vida, y descubres que eres una persona mejor de lo que habías soñado ser. Patanali
 
La concentración es la base del dominio de la mente.
 
Primero tienes que ser capaz de domar la mente para que se concentre en la tarea que tienes entre manos.
 
El secreto de la felicidad es simple: averigua que es lo que te gusta hacer y dirige todas tus energías en esa dirección. Si analizas a las personas más felices, saludables y satisfechas de tu mundo, verás que todas han encontrado cuál era su pasión y luego se han dedicado a perseguirla.
 
TÉCNICA PARA DOMINAR LA MENTE: CORAZÓN DE LA ROSA
 
Lo único que necesitas es una rosa y un lugar silencioso. Empieza mirando al centro de la rosa, a su corazón. Fíjate en su color, textura y diseño. Saborea su fragancia y piensa únicamente en el objeto que tienes ante ti. Al principio notarás que otros pensamientos te distraen. Vuelve tu atención al objeto en que estás fijándote; tu mente no tardará en volverse fuerte y disciplinada. Para que sea efectivo debes repetirlo a diario.
 
Antes de 2 semanas deberías ser capaz de practicar el ejercicio durante 20 minutos sin que tu mente se distraiga en otras cosas. Éste será el primer indicio de que estás recuperando el control de la fortaleza de tu mente. De ese modo se concentrará única y exclusivamente en lo que tú le ordenes.
 
TÉCNICA: PENSAMIENTO OPUESTO: cuando un pensamiento indeseable ocupe el punto focal de tu mente, sustitúyelo de inmediato por un pensamiento ejemplar.
 
El primer paso es darse cuenta de que tienes esos pensamientos pesimistas. El autoconocimiento es el primer paso hacia el autodominio. El segundo paso consiste en comprender que con la misma facilidad que has dejado entrar en tu mente esos pensamientos, puedes reemplazarlos por pensamientos alegres.
 
Una mente fuerte, disciplinada, que cualquiera puede conseguir mediante la práctica diaria, puede obrar milagros. Si quieres vivir la vida al máximo, cuida de tus pensamientos como cuidarías tus más preciadas posesiones.
 
Seguir una dieta natural, repetir afirmaciones positivas o mantras, leer libros ricos en sabiduría y asegurarse siempre de estar en compañía de personas esclarecidas.
 
TÉCNICA DEL SECRETO DEL LAGO:
 
los sabios observaban las aguas e imaginaban sus sueños convertidos en realidad. Debes emplear un rato cada día, imagínate cómo te gustaría ser.
 
Cierra la puerta, suspende todas las llamadas y cierra los ojos. Después respira varias veces profundamente. Notarás que pasados 2 ó 3 minutos empiezas a sentirte más relajado. Luego visualiza imágenes mentales de todo lo que quieres ser, tener y alcanzar en la vida.
 
Comprende que tu mente tiene el poder magnético de atraer hacia tu vida todo aquello que deseas conseguir.
 
Confía en ti mismo. crea el tipo de vida que te gustará vivir a lo largo de tu vida. Aprovecha el máximo de ti mismo atizando las diminutas chispas interiores de posibilidad para que sean llamas de realización. Foster C McClellan
 
La mente es como un fértil jardín y para que florezca, debes nutriría cada día. No permitas que la mala hierba de los pensamientos y de los actos impuros invada ese jardín. Monta guardia en las puertas de tu mente. Manténla en forma.
 
EL FARO, nos recuerda que el propósito de la vida es una vida con propósito, el poder de los objetivos y la importancia de descubrir la propia vocación. Definir claramente tus prioridades en cada aspecto de tu vida jugará un papel similar al del faro, ofrecerte orientación y refugio cuando la mar se vuelva brava.
 
La felicidad duradera se consigue trabajando constantemente para alcanzar tus objetivos y avanzar en la dirección que te has fijado.
 
El entusiasmo es una de las claves para una vida de éxito. Aprende en qué destacas y qué te hace feliz.
 
Cuando decides concentrar tu mente en los objetivos de tu vida, la mente empieza a descartar lo que no importa para centrarse sólo en lo importante.
 
Nunca olvides la importancia de vivir con júbilo desbordante. Nunca descuides la exquisita belleza de todas las cosas vivas. Hoy, y el momento que compartimos, es un regalo. Céntrate en tu propósito. El universo se encargará de todo lo demás.
 
Los sabios de Sivana habían creado un método de 5 pasos para hacer realidad el propósito de sus vidas:
 
El 1er paso era formarse una clara imagen mental del resultado. Cuanto más clara fuese la imagen, más efectivo sería el proceso.
 
El 2º paso consistía en someterme a mí mismo a presiones positivas. Una de las mejores es el compromiso público. Una vez hagas pública tu meta, verás que la presión te estimula a trabajar en la dirección fijada.
 
El 3er paso es fijar un plazo.
 
Cómprate un diario y anota tus deseos, objetivos y sueños, incluye imágenes de las cosas que deseas y de las personas que hayan cultivado los talentos y habilidades que tú esperas emular.
 
El 4º paso es realizar esa nueva actividad 21 días seguidos, para instaurar el hábito.
 
El 5º paso es disfrutar del proceso.
 
EL LUCHADOR DE SUMO: representa una filosofía llamada Kaizen, que en japonés significa “mejora constante”. Dedicar un tiempo a dominar la mente, a ocuparse del cuerpo y nutrir el alma te pondrá en situación de desarrollar más riqueza en tu vida.
 
Afánate por mejorar tu cuerpo y tu mente. Nutre tu espíritu. Haz esas cosas que temes. Empieza a vivir con energía desbordante y entusiasmo. Sé la persona que sueñas ser. Tómate tiempo para reflexionar acerca de qué te está impidiendo llevar la vida que realmente te gustaría y podrías llevar.
 
Cuando el miedo enseñe su horrible cabeza, córtasela de cuajo. La mejor manera es hacer precisamente esa cosa que temes.
 
La felicidad se consigue gracias a la progresiva realización de un propósito digno. Si tú haces lo que realmente amas hacer, estás destinado a sentir la máxima satisfacción.
 
En cuanto domines tu mente, tu cuerpo y tu carácter, la felicidad y la abundancia entrarán en tu vida como por arte de magia.
 
Dedica al menos 1 hora diaria durante 30 días consecutivos a practicar las estrategias.
 
Objetar que no tienes tiempo para perfeccionar tu mente o tu espíritu es como decir que no tienes tiempo para echar gasolina porque estás muy ocupado conduciendo.
 
LOS 10 RITUALES DE LA VIDA RADIANTE:
 
  1. Ritual de la soledad: un período de tiempo, de al menos 15 minutos en el que explores el poder curativo del silencio y tratad de saber quién eres. Siempre que sea posible, conversa con la naturaleza. Un paseo por el bosque o unos minutos de dedicación a las tomateras de tu patio volverán a conectarte con el manantial de serenidad que ahora duerme en tu interior.
  2. Ritual de fiscalidad: se basa en el principio de que si cuidas tu cuerpo cuidas tu mente. Dedica cada día un poco de tiempo a hacer ejercicios, como el yoga, o andar vigorosamente. La manera más rápida de doblar la energía era aprender el arte de la buena respiración. Normalmente respiramos poco profundamente y no tomamos suficiente oxígeno para que el cuerpo funcione a su nivel óptimo.
  3. El ritual de la nutrición: una dieta vegetariana. Llena tu plato de hortalizas, frutas y cereales y vivirás eternamente.
  4. Ritual del saber abundante: se centra en la idea del aprendizaje y la expansión de tus conocimientos. Lee regularmente, media hora al día, no las cualquier cosa, ha de ser algo que sirva para perfeccionarte a ti mismo y a la calidad de tu vida. Puedes leer biografías de gente a la que admiras.
  5. Reflexión personal: dedica un tiempo a conocerte a ti mismo, conectarás con una dimensión de tu ser que desconocías. La reflexión personal no es otra cosa que el hábito de pensar. Reflexiona sobre la jornada, repasa tus actos, si han sido positivos o no. Sabiendo que haces mal podrás tomar medidas para mejorar y avanzar por el camino del autodominio. Analizando lo que haces y en qué inviertes tu tiempo, estás estableciendo un baremo para medir tu perfeccionamiento. Averigua lo que está bien y lo que está mal en tu vida y luego trata de hacer mejoras.
  6. Ritual del despertar anticipado: levántate con el sol y empieza bien el día. Es mejor dormir 6 horas profundamente que 10 horas dando vueltas en la cama. Lo importante es descansar bien, no dormir mucho. No comas nada después de las 8 de la tarde para no reducir la calidad de tu sueño. Los 10 minutos previos a acostarte y los 10 minutos después de despertar influyen en tu subconsciente. En esos minutos tu mente debería estar programada con pensamientos serenos e inspiradores. Antes de acostarte, no mires las noticias ni discutas con nadie ni repases mentalmente los acontecimientos del día. Relájate, tómate una infusión, escucha algo de música clásica suave y disponte a dejarte llevar por un sueño reparador. Cuando te despiertes, piensa cosas positivas, ofrece una oración de gracias por todo lo que tienes. Trabaja tu lista de gratitudes, escucha buena música, ve salir el sol, da un paseo…
  7. El ritual de la música: invierte un poco de tiempo cada día es escuchar buena música.
  8. Ritual de la palabra hablada: los sabios tenían una serie de mantras que recitaban mañana, tarde y noche. Las afirmaciones escritas también son muy efectivas, pero repetir un mantra en voz alta tiene un efecto maravilloso sobre el espíritu. Las palabras afectan profundamente a la mente.
  9. Ritual del carácter congruente: este ritual exige que tomes medidas adicionales para fraguar tu carácter. Fortalecer tu personalidad afecta a tu forma de verte y a tus actos. Laboriosidad, compasión, humildad, paciencia, honestidad y coraje. Cuando todos tus actos sean congruentes con estos principios, sentirás una profunda sensación de armonía y paz interiores. Obra de manera congruente con tu verdadera personalidad. Obra con integridad. Déjate guiar por tu corazón. Lo demás vendrá por sí mismo.
  10. Ritual de la simplicidad: exige que vivas una vida sencilla, concéntrate en tus prioridades, en esas actividades que tienen verdadero sentido, reduce tus necesidades
 
EL CABLE ROSA: te recordará el poder de la disciplina para forjarte una vida más plena, feliz y esclarecida. La abundancia de fuerza de voluntad y de disciplina es uno de los principales atributos de todos aquellos con carácter fuerte y una vida maravillosa. La fuerza de voluntad te permite hacer lo que dijiste que harías. No compitas con los demás, compite contigo mismo.
 
El que controla sus pensamientos, controla su mente. El que controla su mente, controla su vida. Cuando alcanzas la fase de controlar totalmente tu vida, te conviertes en dueño y señor de tu destino.
 
El ímpetu es también el ingrediente necesario para la autodisciplina, empieza poco a poco, ya sea levantándote más temprano, dando un corto paseo cada noche, o simplemente apagando el televisor cuando sabes que ya tienes bastante. Estas pequeñas victorias crean ese ímpetu que te anima a dar pasos más largos en la senda de tu yo superior. En poco tiempo estarás haciendo cosas que jamás habías creído ser capaz de hacer.
 
Rechaza los pensamientos débiles que se hayan colocado en el palacio de tu mente; verán que no son bienvenidos y su única opción será marcharse.
 
Un tiempo bien organizado es la señal más clara de una mente bien organizada. Isaac Pitman
 
EL CRONÓGRAFO DE ORO: representa el tiempo. Toma una hora de tu domingo para organizar tu semana. Anota en tu agenda cuando vas a reunirte con tus clientes, cuando harás llamadas, tus objetivos personales, sociales y espirituales para la semana. Con este acto tan sencillo das equilibrio a tu vida.
 
Concéntrate en tus prioridades, las cosas más importantes de tu vida no deberían ser sacrificadas a las menos importantes. Quien fracasa en la planificación, planifica su fracaso.
 
Dirige todo tu tiempo a las actividades que interesan. La gente esclarecida se mueve por prioridades. Este es el secreto del dominio del tiempo. Cuídate de los ladrones de tiempo. Aprende a decir no.
 
La felicidad duradera sólo era alcanzable por aquellos que se marcaban objetivos personales bien definidos.
 
Obra como si el fracaso fuera imposible y tendrás el éxito asegurado. Borra todo pensamiento de que no lograrás tus objetivos.
 
No seas prisionero de tu pasado, sé el arquitecto de tu futuro.
 
El tiempo se nos escapa de las manos como granitos de arena, y ya no vuelve. Quienes emplean el tiempo sabiamente desde una edad temprana tiene la recompensa de una vida plena, productiva y satisfactoria.
 
Al nacer, nosotros lloramos mientras el mundo se regocija. Deberíamos vivir de un modo que, en el momento de la muerte, el mundo llore mientras nosotros nos regocijamos.
 
La vida es más plena cuando hay compasión y actos de bondad diarios. Las palabras sinceras de elogio para quienes menos lo esperan, los gestos de afecto a amigos que lo necesitan, las pequeñas muestras de cariño hacia tu familia, y cuidando las amistades.
 
EL SENDERO DE DIAMANTES: te recordará la virtud final de la vida esclarecida. Empezarás a ver maravillas en las cosas más simples y vivirás en el éxtasis que te mereces. Una vida gratificante solo se consigue viviendo en el ahora. El pasado ya no está y el futuro es un sol lejano en el horizonte de tu imaginación. El momento que cuenta es el ahora. Aprende a vivir en él.
 
Tú puedes tener la vida que mereces cuando comprendas que el sendero por el que estás caminando está lleno de diamantes y otros tesoros. No pases tanto tiempo persiguiendo los grandes placeres de la vida mientras descuidas los pequeños. Disfruta la belleza de todo cuanto te rodea.
 
Los objetivos y los sueños de futuro son esenciales en toda vida de éxito. Esperar lo que vendrá a continuación es lo que te hace levantar de la cama cada mañana y lo que te inspira día a día. Las metas dan vigor a la vida. No dejes para más tarde las cosas que son importantes para tu bienestar y tu satisfacción personal.
 
Hoy es el día de disfrutar el fruto de tus esfuerzos. Hoy es el día de agarrar la oportunidad y vivir una vida pletórica. Hoy es el día de vivir según tu imaginación, de cosechar tus sueños.
 
La vida no siempre te da lo que pides, pero sí te da lo que necesitas.
 
Que este nuevo día sea el inicio de tu vida, el día en que tomas la decisión de concentrarte en lo más importante para ti. Toma la decisión de invertir más tiempo con quienes dan sentido a tu vida. Deléitate en el poder de esos momentos especiales. Haz las cosas que siempre has querido hacer. Deja de posponer tu felicidad a expensas de la realización.
 
A partir de hoy, aprende más, ríe más y haz lo que realmente te encanta hacer. No renuncies a tu destino: lo que está detrás de ti y lo que está delante de ti importa poco comparado con lo que está dentro de ti.
 
Todos estamos aquí por una razón especial. Deja de ser un prisionero de tu pasado. Conviértete en un arquitecto de tu futuro.
 
Las 7 virtudes imperecederas de la vida esclarecida son:
 
  1. Dominar la mente
  2. Seguir el propósito
  3. Practicar el Kaizen
  4. Vivir con disciplina
  5. Respetar el propio tiempo
  6. Servir desinteresadamente a los demás
  7. Vivir el presente

Puedes comprar el libro aquí.