Resumen del libro: “La enzima prodigiosa”, de Hiromi Shinya

La_enzima_prodigiosa

Hiromi Shinya es un médico japonés que ejerce su profesión tanto en Japón como en EEUU. El libro tiene un sin fin de recomendaciones y explicaciones, esto es solo un breve resumen, si os interesa el resumen, os recomiendo leer el libro, podéis comprarlo aquí.

OPINIÓN PERSONAL:

Personalmente, creo que es complicado cumplir con todas las recomendaciones, pero hay cosas a las que podemos adaptarnos fácilmente, como beber más agua o tomar cereales integrales, son pequeños cambios que podemos hacer y que nos harán mucho bien a largo plazo.
RESUMEN:
Lo que determina el estado de salud de alguien es la acumulación diaria de cosas como la comida, el ejercicio, el agua, el trabajo y el estrés.
De las más de 5.000 clases de enzimas que trabajan en el cuerpo humano hay dos grandes categorías: las que se fabrican dentro del cuerpo y las que vienen del exterior en los alimentos.
Una generalidad entre las personas con buenas características gastrointestinales es que comen muchos alimentos frescos, con muchas enzimas. Esto no sólo significa que se consumen enzimas del exterior, sino que se genera el ambiente propicio que hace que las bacterias intestinales produzcan enzimas activamente.
Lo que tienen en común las personas con malas características y rasgos gastrointestinales son el uso habitual del alcohol y el tabaco, el exceso de comida, la ingestión de alimentos con aditivos, los ambientes estresantes y el uso de medicamentos.

LOS SIETE SECRETOS DE ORO DEL DOCTOR SHINYA PARA LA BUENA SALUD.

I. UNA BUENA DIETA
1. Del 85 al 90 por ciento de alimentos vegetales:
a) 50 por ciento de granos integrales, arroz integral, trigo integral, cebada, cereales, pan integral y leguminosas, incluidas judías de soja, garbanzos, lentejas, judías blancas, negras y alubias.
b) 30 por ciento de vegetales verdes y amarillos, así como raíces, incluidas patatas, zanahorias, batatas, remolacha y vegetales marinos.
c) 5 a 10 por ciento de frutas, semillas y nueces.
2. Del 10 al 15 por ciento de proteínas animales (no más de 80 a 100 gramos al día)
a) Pescado de cualquier tipo, pero mejor pequeños, ya que los grandes contienen mercurio.
b) Aves: pollo, pavo y pato sólo en pequeñas cantidades.
c) Buey, cordero, ternera y cerdo deben ser limitados o evitados.
d) Huevos.
e) Leche de soja, queso de soja, leche de arroz, leche de almendra.

ALIMENTOS A AÑADIR A TU DIETA
1. Tés herbales.
2. Pastillas de algas (kelp).
3. Levadura de cerveza (buena fuente de complejo vitamínico B, vitaminas y minerales).
4. Polen de abeja y propóleos.
5. Suplementos enzimáticos.
6. Suplementos multivitamínicos y minerales.

ALIMENTOS Y SUSTANCIAS QUE EVITAR O LIMITAR EN TU DIETA
1. Productos lácteos, como la leche de vaca, el queso, el yogur y otros alimentos lácteos.
2. Té verde japonés, té chino, té inglés (limitarlo a una o dos tazas al día).
3. Café.
4. Dulces y azúcar.
5. Nicotina.
6. Alcohol.
7. Chocolate.
8. Grasas y aceites.
9. Sal de mesa (usa sal con trazas minerales).

RECOMENDACIONES ALIMENTICIAS ADICIONALES
1. Dejar de comer y beber de cuatro a cinco horas antes de ir a la cama.
2. Masticar cada bocado entre 30 y 50 veces.
3. No comer entre horas excepto fruta (una pieza entera de fruta se puede comer una hora antes de acostarse si el hambre te mantiene despierto, ya que se digiere rápidamente).
4. Come frutas o bebe zumos 30 a 60 minutos antes de la comida.
5. Come granos y cereales integrales sin refinar: arroz, cebada, centeno, mijo, maíz, amaranto, quínoa.
6. Come más alimentos crudos o ligeramente al vapor. Calentar la comida a más de 48 ºC matará las enzimas.
7. No comas alimentos oxidados (la fruta que se ha puesto marrón ha comenzado a oxidarse).
8. Come alimentos fermentados.
9. Sé disciplinado con la comida que tomes. Acuérdate que eres lo que comes.

II. BUENA AGUA
El agua es esencial para la salud. Bebe agua con un fuerte poder reductor que no se ha contaminado con sustancias químicas. Beber «agua buena», como agua mineral o agua dura, que tiene mucho calcio y magnesio, mantiene a tu cuerpo con un pH alcalino óptimo.
• Los adultos deben beber al menos de seis a diez vasos de agua al día.
• Bebe de uno a tres vasos de agua al despertarte por la mañana.
• Bebe de dos a tres vasos de agua una hora antes de cada comida.

III. ELIMINACIÓN REGULAR
• Comienza un hábito diario para eliminar los contaminantes intestinales y limpiar tu sistema regularmente.
• No tomes laxantes.
• Si el intestino está congestionado o para desintoxicar el hígado, considera utilizar un enema de café. El enema de café es mejor para la desintoxicación del colon y de todo el cuerpo porque no libera radicales libres al torrente sanguíneo como otros métodos alimenticios de desintoxicación.

IV. HAZ EJERCICIO MODERADO
• El ejercicio apropiado para tu edad y condición física es necesario para la buena salud, pero el ejercicio excesivo puede liberar radicales libres y dañar tu cuerpo.
• Algunas buenas formas de ejercicio son caminar (cuatro kilómetros), nadar, jugar al tenis, montar en bicicleta, jugar al golf, hacer ejercicios de estiramiento, practicar yoga, artes marciales y aeróbic.

V. DESCANSA ADECUADAMENTE
• Vete a la cama a la misma hora todas las noches y duerme de seis a ocho horas ininterrumpidas.
• No comas o bebas cuatro o cinco horas antes de acostarte. Si tienes hambre o sed, puedes comer una pequeña pieza de fruta una hora antes de acostarte, ya que se digerirá fácilmente.

VI. RESPIRACIÓN Y MEDITACIÓN
• Practica la meditación.
• Practica el pensamiento positivo.
• Haz respiraciones abdominales profundas cuatro o cinco veces por hora. La exhalación debe ser el doble de larga que la inhalación. Esto es muy importante, ya que las respiraciones profundas ayudan al cuerpo a eliminar toxinas y radicales libres.
• Usa ropa holgada que no te restrinja la respiración.
• Escucha a tu cuerpo y sé bueno contigo mismo.

VII. ALEGRÍA Y AMOR
• La alegría y el amor aumentarán el factor enzimático de tu cuerpo, en ocasiones de forma maravillosa.
• Dedica todos los días un tiempo a mostrar una actitud agradecida.
• Ríe.
• Canta.
• Baila.
• Vive apasionadamente y comprométete con tu vida, con tu trabajo y con tus seres queridos: hazlo con todo tu corazón.