Minimalismo en tu día a día

minimalismo_dia

Si ya has creado un hogar y un lugar de trabajo minimalistas, toca aplicar a las cosas no físicas ese minimalismo que ya controlas en lo terrenal.

Ser minimalista, depende de cada persona, no hay un perfecto manual. Pero el objetivo de ser minimalista es no estresarse, no llenarse de actividades que no nos apetecen hacer, dedicar tiempo a nuestros familiares o amigos y por supuesto a nuestros hobbies.

Tienes que tomar decisiones, ser firme con la gente que consume tu tiempo sin tú quererlo. Lo más importante para que consigas esto, es decidir cuáles son tus prioridades, aprender a decir que no a lo que no te apetece y no es importante para ti, y ser fiel a ti mism@ para poder ser coherente con tu nuevo estilo de vida.

Ya no te complicas tanto a la hora de vestir, porque has reducido tu armario y tus prendas te sientan bien, son cómodas y combinan entre sí.

ARMARIO_MINIMAL

Te alimentas con productos naturales, poco o nada procesados y cocinas de una manera sencilla y saludable.

nevera

No malgastas tu tiempo limpiando y ordenando como solías hacer por la cantidad de muebles y cosas que tenías.

piso

Tienes más libertad económica al no necesitar consumir tanto, y tienes más tiempo, ya que has ahorrado todo el tiempo que dedicabas a consumir.

¿Y ahora qué?

Haz tu lista de prioridades, de objetivos que quieras conseguir y planifica un paso a paso para conseguirlos. Puedes leer este post relacionado con cumplir objetivos.

Cuando tengas tus prioridades ordenadas, llévalas a cabo sin distracciones, no sucumbas a otros planes que no te apetecen o que te desvían de lo que quieres hacer. Te recomiendo leer este post.

Es muy difícil empezar a decir que no a la gente, si te cuesta mucho, mejor diles, “me lo pienso y te digo”, o “lo consulto y si es que sí, te llamo”. Así es como empecé yo, ahora soy más clara y digo “No me apetece ir a ese concierto, pero si te apetece podemos ir la semana que viene a la exposición de Mucha, que tenía pensado ir”. No suena brusco, no te sientas mal por empezar a vivir tu vida como tú quieres.

A veces, decimos que sí a todo el mundo porque queremos caer bien, ser “buenas niñas” y no enfrentarnos a un posible conflicto, pero tenemos que quitarnos esa venda de los ojos y hacer lo que queramos y sintamos que debemos hacer. Si escuchas una vocecilla dentro de ti que duda, no digas que sí. La gente que te quiere lo va a entender, no eres mala por decir que no.

Si con el tiempo que tienes ahora quieres conseguir uno o varios objetivos, te recomiendo que no quieras hacer cambios radicales en breves espacios de tiempo, es muy difícil dejar malos hábitos de un plumazo o dejar todos tus malos hábitos a la vez, intenta ir poco a poco, marcándote objetivos más reales, como por ejemplo, si quieres beber 2 litros de agua al día y apenas bebes agua, incorpora un vaso de agua a media tarde o media mañana, y cuando ya sea un hábito ve añadiendo más vasos de agua a esa nueva rutina.

Fuente imagen piso: https://www.delikatissen.com/2013/09/piso-nordico-sencillo-y-luminoso/

Un comentario sobre “Minimalismo en tu día a día

Los comentarios están cerrados.