Enseñanzas del libro: “Audaz, Productivo y Feliz”, de Robin Sharma

Es un libro lleno de frases que subrayar y asimilar, he recopilado unas cuantas listas que pueden ayudarnos a mejorar nuestra vida, pero te recomiendo leer el libro completo, que puedes comprar aquí.

6 Maneras de llegar a la excelencia personal:

  1. Redacta un plan de vida para 20 años, tanto en el ámbito profesional como en el personal.
  2. Dedica más tiempo a pensar.
  3. Alcanza el equilibrio entre lo laboral y lo personal.
  4. Haz algo que te incomode una vez por semana.
  5. Sé más afectuoso.
  6. Vive según tus propios criterios.

Las personas de rendimiento extraordinario se centran en lo que merece la pena. Edifican toda su existencia alrededor de las actividades que mayor rendimiento les ofrecen con respecto a la inversión. Cada mañana, durante su “hora sagrada”, dedican un tiempo a planificar y a pensar estratégicamente en lo que deberán hacer durante el día para rendir al máximo y ser de la mayor utilidad posible. Son fieles a sí mismos. Establecen conexiones humanas.

Nuestros días no son más que nuestras vidas en miniatura. Tómate cada día de trabajo como una ocasión para lucirte, y dalo todo.

Si te entregas de lleno cada día sin excepción y lo das todo, tendrás garantizada una vida extraordinaria.

Solo con que mejores un 1% cada día tu salud o tus relaciones, o tus conocimientos profesionales, al cabo de una mes el incremento acumulado será del 30%. Volcarte cada día, por poco que sea, en la mejora continua y en la excelencia puede cambiar tu vida.
Nada podrá desconsolarte más al final de tu vida como comprender que solo has usado una pequeña parte de tus capacidades. A base de días estupendos llegarás a una vida maravillosa.

Las 11 reglas para una vida profundamente satisfactoria:

  1. Antepón las personas a las posesiones.
  2. Nunca dejes de hacer lo que más te gusta.
  3. Mantente siempre fiel a ti mismo.
  4. Recuerda que no vemos el mundo tal como es, sino tal como somos nosotros.
  5. Convierte tus heridas en sabiduría, y en tus errores busca virtudes.
  6. Sé la persona más amable que conozcas.
  7. Haz como mínimo una cosa al día que te haga sudar las palmas de las manos.
  8. Lee como mínimo medio hora al día, textos de reflexión personal.
  9. Pasa al menos una hora por semana en silencio y rodeado de naturaleza para renovarte.
  10. Comprométete a cumplir un programa de ejercicio serio para disfrutar de un mejor estado físico.
  11. Vuélcate en dejar huella y un legado.

El autoliderazgo a través de las audacia:

  1. Hazte amigo de tus miedos.
  2. Practica. Cuanto más preparado estés, menos te limitarán tus miedos.
  3. Cuanto más puedas leer y aprender sobre aquello que te atemoriza, más poder tendrás.
  4. Créate una salmodia del tipo “Soy una persona de rendimiento extraordinario, percibo el cambbio como una oportunidad y me divierto mientras estoy creando éxito”.

8 rasgos que caracterizan a los mejores:

  1. Son amables y dan protagonismo a las relaciones. Priorizan a las personas.
  2. Son creadores de valor, con un enfoque exclusivo en el servicio: ayudan a otras personas a conseguir lo que desean.
  3. Son apasionados.
  4. Conservan la integridad. Son honrados, resueltos y centrados.
  5. Son disciplinados y trabajadores.
  6. Son soñadores.
  7. Son valientes.
  8. Son originales.

Cómo ponerse objetivos:

  • Anótalos
  • Evalúalos diariamente
  • Cuéntaselo a otras personas
  • Dedica 5 minutos cada mañana a visualizarte con todos tus objetivos cumplidos.

5 Maneras de gestionar tu vida como una persona de rendimiento extraordinario:

  1. Reserva una hora y media cada domingo por la mañana o por la noche para prever, crear y planificar la semana.
  2. Imponte la disciplina de levantarte todas las mañanas una hora antes.
  3. Concéntrate en los mejor de ti, y delega el resto. Entabla por escrito, en tu diario, una conversación contigo mismo sobre lo que deberías hacer la mayor parte del tiempo para generar los mejores resultados, y después delega o deja de hacer todas esas cosas de bajo nivel que son una pérdida de tiempo y les roban la vida a tus días y tus sueños.
  4. Celebra cada mañana 3 logros del día anterior.
  5. Hazte constantemente estas 2 preguntas: ¿lo que hago en este momento es la mejor manera de usar mi tiempo? y ¿esta actividad me acerca a mis objetivos o me aleja de ellos?

5 maneras de convertirte en un gran estratega del tiempo:

  1. Levántate a las 5 de la mañana y dedica media hora a planificar el día para que sea lo mejor posible.
  2. Sustituye la televisión por actividades de mayor calado.
  3. Domina el arte de decir no a cosas que no son importantes.
  4. Tómate el tiempo de escribir en tu diario sobre tus prioridades vitales.
  5. Repite a lo largo del día esta pregunta: Ahora mismo, en este instante ¿cuál es la mejor manera de usar mi tiempo?

Los mejores, dedican mucho tiempo a articular una visión clara y detallada de cómo serán los ámbitos claves de su vida, y luego elaboran un plan por escrito que dividen en objetivos secuenciados, a fin de que esa visión que tienen de su vida ideal no resulte tan abrumadora, y para que la imagen general quede fraccionada en pasos abarcables y pueda así impulsar la acción cotidiana.

4 Ideas sencillas para conseguir resultados espectaculares:

  1. Dedícate de lleno a ser de primera división en todo lo que hagas.
  2. Sé positivo.
  3. Tu salud es tu riqueza. Haz ejercicio, come bien, tu salud es tu bien más preciado.
  4. Sé generoso con tu entorno.

7 maneras de aumentar tu energía:

  1. Haz media hora de ejercicio 4 veces por semana.
  2. Rodéate semanalmente de naturaleza.
  3. No comas nada a partir de las 8 de la tarde.
  4. Recibe cada semana 1 masaje.
  5. Sigue una alimentación enfocada al rendimiento máximo, que excluirá por completo la comida basura.
  6. Por la mañana, tan pronto como te levantes, lee algo que te inspire durante media hora.
  7. Bebe mucha agua.

Vivir y trabajar siguiendo los criterios de la excelencia en el rendimiento hace que nos sintamos a gusto con nosotros mismos. Aumenta el respeto que sentimos por nosotros mismos, y esto repercute en nuestra calidad de vida.